Icono del sitio Cátedra altruista Ribero-Meneses

RE 3. HOMENAJE Póstumo a una Niña de 5 años

Reflexiones ÉTICAS-3.

Domingo, 5 de SEPTIEMBRE, 2021

A modo de HOMENAJE Póstumo a una Niña de 5 años, que no tuvo el Privilegio de vivir.

AUTOR:  Jorge María Ribero-Meneses Lázaro

Todos los escritos surgidos de mi pluma que desde el año 2009 he venido difundiendo por INTERNET bajo la común denominación de “INTROITOS”, pierden a partir de ahora ese nombre genérico para dividirse en TRES Categorías distintas que quedarán integradas en los siguientes Epígrafes:

I… EL VERDADERO ORIGEN DE LA VIDA…, para los Escritos en los que tengo intención de desarrollar lo que ni Darwin ni Newton ni Einstein ni ningún Científico de la Historia ha logrado desentrañar: la forma como nació y como ha evolucionado la VIDA sobre la Tierra…

II… CIENCIA e InconsCIENCIA…, para todos los asuntos relacionados con mis investigaciones sobre el origen CANTÁBRICO, MARINO y PALEOZOICO de la HUMANIDAD…

III… REFLEXIONES ÉTICAS…, para mis Escritos, habitualmente CRÍTICOS, relacionados con las Cuatro grandes LACRAS de la sociedad contemporánea: el EGOÍSMO, la SUPERFICIALIDAD, la PERROFILIA y la MEZQUINDAD…

Comienza así una nueva Etapa de mi Producción Científica y Literaria, que previsiblemente habrá de prolongarse sin solución de continuidad hasta que con mi muerte sobrevenga la Culminación de mi OBRA, integrada en su mayor parte en esos Tres Capítulos o Asuntos que acabo de mencionar y a los que habría que sumar mi producción netamente LITERARIA, formada por mis Obras Teatrales en verso, por mis Novelas y por mi OBRA POETICA, compuesta principalmente por mi Colección (única por su dimensión en la Historia de la Literatura) de más de TRES MIL CIEN SONETOS.

POR DESPROPÓSITOS, QUE NO QUEDE…

Sin ánimo de trivializar un asunto tan dramático, estas Terceras REFLEXIONES ÉTICAS que produzco en este Verano del año 2021, bien podrían tener como Título aquella vieja máxima o sentencia que reza como sigue: “ENTRE TODOS LA MATARON Y ELLA SOLA SE MURIÓ…”. Y nunca mejor dicho, como vamos a poder comprobar en las páginas que siguen…

Esta Historia comienza allá por los inicios del pasado siglo XX, cuando una noble y rancia familia castellana de Valladolid fija su residencia en un edificio de la Plaza de la Rinconada de la ciudad del Pisuerga, frontero al otrora preeminente Monasterio de SAN BENITO EL REAL (cuyos dominios y jurisdicción se extendían por todo el Norte de España) y a los Parques del PONIENTE y de LAS MORERAS creados en Puzela a orillas del cantábrico Río PISUERGA, que a muy pocos kilómetros de Valladolid suma mansamente sus aguas a las del río DUERO…

Aquel amplio Edificio del número 18 de la Plaza de la Rinconada, iba a verse ennoblecido con una holgada escalera de factura CIRCULAR, que ascendía en torno a un amplísimo Hueco central, igualmente circular, que se veía circuido por una sólida y firme Barandilla o Balaustrada que aparecía rematada por un ancho pasamanos de madera, pensado para ofrecer la mayor ayuda posible a aquellas personas mayores que debían subir una o varias veces al día los cuatro o cinco pisos que, si mi memoria no me falla, tenía aquel confortable Edificio, cuyos espléndidos pisos tenían una superficie no inferior a los 170 metros cuadrados.

Pocos años después de instalarse en su nueva residencia de La Rinconada, la Familia que protagoniza mi relato contaba ya con tres hijos varones y con una hembra, cuyos nombres eran: IGNACIO JESÚS, FIDEL, PEPE y ANGELINES… Cuatro primeros Retoños de aquella Familia, que fueron creciendo en tres bloques perfectamente distanciados y diferenciados: el primero, monopolizado por JESÚS, el Hijo Primogénito de la Familia, intelectualmente Superdotado…; el segundo por los dos hermanos que le seguían y con los que jamás se sintió identificado: FIDEL y PEPE…; Y el tercero por la, hasta ese momento, única Mujer de esa ya abultada Prole, ANGELINES, que Inteligentísima como su hermano mayor, no se dejó avasallar jamás por la superioridad numérica de sus hermanos varones y les mantuvo a raya desde que nació hasta el final mismo de su vida, que iba a prolongarse hasta los 103 años.

Bien, pues el caso es que el tándem formado por FIDEL y por PEPE, surgido a modo de paréntesis entre dos Superdotados (de conducta RECTA y siempre intachable), derivó como no podía ser de otro modo, hacia la Rebeldía… y hacia el Inconformismo… Había que llamar la atención de alguna manera, para que no todo quedase en loas y panegíricos a JESÚS y a ANGELINES…

Con el Padre de Familia (plenamente dedicado a sacar adelante el Negocio Familiar, formado por una Fábrica y por una importante Tienda de Tejidos), y la Madre absorbida por completo por sus responsabilidades domésticas y por sus profundas Devociones Religiosas, Fidel y Pepe quedaban un poco fuera de control, reprendidos con frecuencia por su hermano mayor y castigados con mucha mayor frecuencia por su Padre y por su Madre… Pero la acumulación de reprimendas no servía para otra cosa que para exacerbar ese Inconformismo de estos dos hermanos “intermedios” que no se sentían admirados por sus Padres como Jesús y Angelines sino que, por el contrario, eran objeto de sus censuras y reconvenciones un día sí y otro también…

Así las cosas y buscando siempre cualquier oportunidad y pretexto para dar rienda suelta a su Rebeldía y a su “Cabreo”, el segundo de los hermanos, Fidel, dio en descubrir un “deporte” que a partir de ese momento iban a practicar él y Pepe todos los días y que de alguna manera iba a convertirse en su forma predilecta de Esparcimiento, por las fuertes descargas de Adrenalina que les proporcionaba…

No en vano…: “Los Chutes o Descargas de Adrenalina o Epinefrina, no son otras cosa que reacciones fisiológicas ante las situaciones de PELIGRO, que generan un “SUBIDÓN” que engancha poderosamente a muchas personas y que las induce a vivir experiencias AL LÍMITE…”. Y en estas palabras se resume TODA ESTA HISTORIA QUE ME DISPONGO A RELATAR…

Como vivían en uno de los pisos superiores de aquel Edificio y el hecho de tener que bajar las escaleras peldaño a peldaño resultaba un LATAZO, amén de una pérdida lamentable de tiempo, el bueno de FIDEL, que fue un adicto a la Equitación ya desde su más tierna Infancia, “descubrió” que existía la posibilidad de bajar las escaleras en un “santiamén”, cabalgando sobre la barandilla y dejándose deslizar a gran velocidad, obviamente de espaldas, y procurando mantener firme el equilibrio para evitar caer al vacío por ese amplio hueco de la escalera…

Lo “inventó” Fidel, que años más tarde y ya adulto cambió la barandilla de la escalera de casa por los Caballos de verdad y llegó a alcanzar un elevado rango, CORONEL, como Militar de CABALLERÍA… Y lo secundó, con mucho menos entusiasmo y osadía, su hermano y colega PEPE…

FIDEL llegó a ser Teniente del Escuadrón de Caballería que ejercía como Escolta del PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA… Lo cual no quiere decir que fuera un Rojeras, pues como él solía decir: “Me he pasado la Guerra huyendo de los Comunistas…, y ahora me paso la Postguerra perseguido por los Anticomunistas. ¡Vida perra!”

Pero aquella hermosa Familia creció y después de FIDEL y PEPE vinieron LUIS, ANTONIO y JULIO… Y entre ellos, tres Niñas más: CARMEN, MARÍA TERESA y MARUCHI… ¿Y qué pasó entonces…? Pues sucedió lo que tenía inevitablemente que suceder…

LUIS, el mayor de la nueva “hornada” de hermanos “pequeños”, trató de emular y de seguir fielmente el ejemplo de sus dos hermanos mayores y no tardó en aprender y en dominar la técnica ingeniada por Fidel y por Pepe para poder “CABALGAR” sobre la barandilla de la escalera a gran velocidad y sin riesgo de sufrir percance alguno. Él era el más alto y atlético de los hermanos y eso jugaba en su favor, sobre todo en el momento de “montarse” sobre el pasamanos que cumplía para ellos las funciones de “MONTURA…”

Y el ejemplo de Luis fue seguido fielmente por ANTONIO, varios años menor que él y de estatura algo inferior, pero que suplía esas desventajas con el NERVIO vivísimo que le caracterizaba…

Y el tercero en discordia de esta nueva “hornada” de “JINETES DE BARANDILLA DE ESCALERA” vino a ser JULIO, notablemente más inteligente y prudente que LUIS y que ANTONIO y que aunque no dejó de aficionarse a ese “deporte” inventado por su muy querido hermano FIDEL, era lo bastante inteligente como para haberle visto muy pronto las orejas al lobo, habiendo comprendido en seguida que una mala práctica de esos “DESCENSOS DE BARANDILLA EN CAÍDA LIBRE” podía llegar a convertirlos en DESCENSOS A TUMBA ABIERTA…”

En suma, que JULIO se fue desvinculando de ese “deporte” que con tanto celo seguían practicando cada día sus hermanos ANTONIO y LUIS, secundados también por unos hermanos, vecinos de ese mismo inmueble, a los que caracterizaba también tanto su Inconsciencia como su Osadía…

Y así fueron pasando los años sin que ni el Padre ni la Madre de aquella Familia Vallisoletana supieran del auténtico “SARAO de MONTA de BARANDILLA” que se organizaba en la escalera de su casa cada vez que los “Pequeños” salían de casa, ya fuera para ir a jugar, ya para ir a Misa, ya para encaminarse hacia el Colegio… Y las dos hermanas, ANGELINES y CARMENCITA, que sin duda contemplaban a diario aquellas multitudinarias “CABALGADAS de Barandilla”, acabaron acostumbrándose a ellas y viéndolas como algo pintoresco que, a juzgar por la cantidad de años que venían practicándose sin que se hubiera producido incidente ninguno, resultaban absolutamente inocuas y carentes del menor peligro. No tenía sentido, pues, delatar a sus propios hermanos advirtiendo al Padre de Familia de que a determinadas horas del día, la Escalera del domicilio Familiar se convertía no ya en “la Escalera de Tócame Roque”…, sino en “la Escalera de CABÁLGAME ROQUE…”.

Todo ello aderezado, por supuesto, con un Cronómetro con el que medían los tiempos que tardaba cada “Jinete” en descender desde el rellano de su piso, hasta el final de la Barandilla en la planta baja del Edificio…

Pero hete aquí que después de JULIO vino a nacer una NIÑA que estaba llamada a ser el último miembro de aquella numerosa Familia y a la que llamaron MARÍA TERESA… Una Niña PRECIOSA y particularmente Dotada que, a pesar de su condición femenina, compartía la Osadía y la Inconsciencia de sus hermanos mayores y que en cuanto fue testigo de aquellos “SARAOS DE MONTA de BARANDILLA” que se organizaban a ciertas horas en la Escalera de su Casa, se vio irresistiblemente fascinada y atraída por ellos y se juró a sí misma que por nada del mundo iba a dejar de disfrutar de aquellas “CABALGADAS y JUERGAS CLANDESTINAS” que escenificaban cada día sus hermanos mayores y sus no menos osados vecinos los Hermanitos SÁEZ…

MARÍA TERESA porfiaba con sus hermanos para que la permitieran practicar esa modalidad de “HÍPICA de BARANDILLA” inventada por FIDEL, pero Luis, Antonio y Julio no se cansaban de repetirla que era todavía demasiado pequeña y que esperase a crecer y a desarrollarse un poco más para poder cultivar ese fascinante “Deporte” sin riesgo alguno para su integridad física…

Pero MARÍA TERESA era tesonera, voluntariosa y valiente y, muy segura de sus aptitudes, se decía a sí misma que ya había aprendido de sobra la técnica de Cabalgada seguida por sus hermanos y que estaba en condiciones de poder Cabalgar sobre la Barandilla con la misma solvencia y seguridad con que lo hacían ellos…

Llegados a este punto, lo que sucedió a continuación podría resumirse como “LA CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA”…, porque todo iba a depender del tiempo que fuera a transcurrir hasta que MARÍA TERESA, liberada de la presencia y del control de sus Padres, de sus Hermanos y de la Criada de la Familia, Victorina, pudiera plantarse en la Escalera ella sola y saltar hasta la Barandilla para encaramarse sobre ella…

JULIO, que era el más cercano a MARÍA TERESA en edad, le había leído el pensamiento y había intentado convencerla de que desistiera de su propósito, pero si ya es “misión imposible” convencer a cualquier mujer de que no consume algo que se ha obstinado en llevar a cabo, imagínese hasta qué extremo se eleva esa dificultad, a la hora de persuadir a una niña de 5 años de que no lleve a término el más acariciado de sus ANHELOS…

O sea que MARÍA TERESA no hizo ni puñetero caso a JULIO y éste, condicionado por un erróneo concepto de la Lealtad, no se atrevió a hablar con su Padre para delatar a sus hermanos mayores y para advertirle del firme propósito que se había hecho la pequeña de la Familia, de descender a toda velocidad por la Barandilla de la Escalera en la primera ocasión propicia que se le presentara…

Y aunque podría haber sucedido cualquier otro día de ese mes o de ese año, llegó al fin el día elegido por el Destino para que MARÍA TERESA, viendo entreabierta la puerta de la escalera, la abriese de par en par, tomase carrerilla y se lanzara de cabeza sobre la Barandilla, sin medir correctamente la fuerza de su impulso y sobrepasando su altura largamente, de tal modo que en vez de posarse sobre el pasamanos LO SOBREVOLÓ, precipitándose por ende de cabeza, en CAÍDA LIBRE, hacia la planta baja del Edificio en donde la estaba esperando el duro pavimento que iba a producirla una Muerte INSTANTÁNEA y FULMINANTE.

Aquel día 2 de Marzo del año 1928, los PADRES de MARÍA TERESA vieron DESTROZADAS SUS VIDAS PARA SIEMPRE…, invadidos por una TRISTEZA y por una AMARGURA que ya no desaparecerían de sus rostros hasta el final de sus vidas…

Y en cuanto a los HERMANOS, todos ellos dirigieron sus miradas y sus más agrias CONDENAS hacia aquellos que habían inculcado a la PEQUEÑA un “Juego” tan SUICIDA… Y como era una Niña que les tenía ROBADO EL CORAZÓN A TODOS ELLOS con su PERSONALIDAD y con su ENCANTO…, pues la evidencia de que aquella había sido una Muerte perfectamente EVITABLE y, por ende, ABSURDA y GRATUITA, hizo que se abriese un auténtico abismo entre todos los hermanos, quedando marcados con ese estigma hasta el final de sus vidas, aquellos que eran vistos por todos como los principales Responsables de aquel ÓBITO FATAL que había segado la vida de una pobre Niña que estaba comenzando a vivir y que, sin la menor duda, tenía UN BRILLANTE FUTURO POR DELANTE…

SÍ, aquella Familia, MI FAMILIA, se rompió para siempre aquel 2 de Marzo de 1928, ATERRADA ante la ESPELUZNANTE imagen de aquella DELICIOSA NIÑA cuyo cráneo había quedado literalmente aplastado contra el pavimento de la planta baja de aquel Edificio…

Pero la PEOR PARTE de toda esta Historia era la que a partir de ese día iban a vivir y a SUFRIR durante el resto de sus vidas, los principales Responsables de aquel Trágico Accidente y los que podrían haberlo evitado CORTANDO DE RAÍZ esa disparatada costumbre de Cabalgar sobre la Barandilla de la Escalera, con el fin de que su hermana pequeña, al no volver a contemplar a diario ese “fascinante espectáculo”, se olvidase por completo de él y centrase sus ilusiones en objetivos más acordes con su sexo y con su edad…

El DOLOR y los REMORDIMIENTOS que desde aquel nefasto día SE APODERARON de LUIS, de ANTONIO y de JULIO (en este caso por Omisión) fueron TALES que pensando en ofrecer sus vidas a DIOS para tratar de ENMENDAR EL DAÑO TERRIBLE QUE HABÍAN OCASIONADO A SU HERMANA PEQUEÑA Y A TODA SU FAMILIA, los Tres tomaron la decisión unánime de HACERSE SACERDOTES…, renunciando de este modo tanto al AMOR de una Mujer, como a todos los Gozos y Placeres de la Vida…

LUIS ingresaría en un Seminario del que acabó saliéndose al comprobar que aunque poseía una profunda vocación religiosa, el Sacerdocio no estaba hecho para él porque aspiraba a casarse y a engendrar una numerosa familia como la concebida por sus Padres… Pero la Muerte de MARÍA TERESA pesó sobre él toda su vida, enturbiando su espíritu y sufriendo, además, las consecuencias de la dura Sentencia que sus hermanos mayores habían dictado contra él… Y el pobre hombre, profundamente APESADUMBRADO, todavía me repetía al final de su vida: «Todo lo he hecho mal…».

ANTONIO fue más consecuente e ingresó en la COMPAÑÍA DE JESÚS, habiendo llegado a ser un SACERDOTE EJEMPLAR, al que tampoco abandonó jamás el Pesar y el Remordimiento por su parte de responsabilidad en la muerte de su queridísima Hermana y que le había convertido en una persona PERMANENTEMENTE ATORMENTADA, hasta el extremo de que iba a terminar su vida completamente solo y distanciado de toda su Familia.

Y en cuanto a JULIO, no llegaría a ingresar en un Seminario pero sí que acabaría convirtiéndose en el Piadosísimo Presidente de la CONGREGACIÓN MARIANA de Valladolid, habiendo conservado su Firme Religiosidad hasta el final de su vida, acaecido a la avanzada edad de 97 años…

Puedo dar fe de los Remordimientos que acompañaron y flagelaron de por vida a mi Tío JULIO porque este hombre carismático e inolvidable que ya desde muy joven se había NEGADO rotundamente a Confesarse con ningún Sacerdote, me utilizó durante varios años a mí para descargar su conciencia, confiándome todo tipo de pormenores sobre los hechos más importantes de su vida. Y es así como poco tiempo antes de morir, me habló con todo tipo de detalles de la Trágica Muerte de su Hermana, no dejando de añadir que él podría haberla evitado si hubiera hablado con su Padre y le hubiera puesto al corriente de las “Andanzas” que protagonizaban dos de sus hijos, junto con otros vecinos del mismo inmueble, cada vez que no ya descendían sino que VOLABAN al bajar las escaleras del Domicilio Familiar…

Sí, puedo dar FE de que el menor de los Hermanos, que precedía en edad a MARÍA TERESA, tuvo que sufrir también, hasta el final mismo de su vida, los duros remordimientos no por haber dado MAL EJEMPLO a su hermanita pequeña, sino por no haber tenido el Valor necesario para contárselo todo a su Padre, delatando con ello a sus hermanos mayores…

En suma, UNA VIDA VALIOSA MALOGRADA y UNA HERMOSA Y MUY DOTADA FAMILIA literalmente DESTROZADA…, fruto principalmente de la INSENSATEZ y de la INCONSCIENCIA de unos adolescentes CON MUCHAS GANAS DE JUGAR y CON MUY POCA O NINGUNA COSTUMBRE DE PENSAR…

Porque no se requería de mucha Inteligencia ni de mucha perspicacia para comprender que el hecho de INCULCAR UN JUEGO TAN PELIGROSO A UNA NIÑA DE 5 AÑITOS…, SÓLO PODÍA SALDARSE CON UN DESENLACE FATAL

Pero claro, ellos estaban tan entretenidos con su “Jueguecito de Escalera”, que en ningún momento se pararon a pensar en las consecuencias que ese “Juego” podría llegar a tener para esa Hermanita suya A LA QUE TANTO Y TAN BIEN HABÍAN ENCANDILADO CON ÉL

Y una vez que ELLA ya se había ido de este mundo, se aplicó el método tradicional al que casi todas las Familias recurren para “digerir” sus INFORTUNIOS: desde que esta POBRE NIÑA murió inocentemente hace poco más de CIEN AÑOS, se echó tierra sobre Ella y NADIE JAMÁS ha vuelto a decir una sola palabra ni sobre su ENCANTO…, ni sobre su ENORME VALÍA…, ni sobre el BRILLANTE PORVENIR QUE LA AGUARDABA… Lo único que se ha dicho de Ella desde aquel 2 de Marzo de 1928 es “que tenía 5 años y que se cayó por el hueco de la escalera”…

¡¡¡VADE RETRO SATANÁS, NI UNA PALABRA MÁS A MODO DE HOMENAJE Y DE RECORDARTORIO A AQUELLA POBRE VÍCTIMA DE LA INSENSATEZ Y DE LA INCONSCIENCIA AJENA…!!!

Por eso he querido dedicarla esta Primera Entrega de mis recién nacidas “REFLEXIONES ÉTICAS”, RECONSTRUYENDO el relato de los últimos meses de su vida y DEVOLVIÈNDOLA LA VIDA EN BUENA MEDIDA, AL HABERLA RESCATADO DE ESA TUMBA DEL OLVIDO EN LA QUE HA PERMANECIDO ENTERRADA Y OCULTA DESDE HACE NADA MENOS QUE UN SIGLO

DESCANSE EN PAZ MI MALOGRADA y ahora RENACIDA TÍA MARÍA TERESA, a la que tengo intención de DEDICAR el tercero de los Libros que voy a escribir, desentrañando la Historia y la Genealogía de mi MUY QUERIDA Y VENERADA FAMILIA…

APOSTILLA:

MI NUEVO WEBMASTER A PARTIR DE ESTA FECHA, EL BRILLANTE INGENIERO DON FRANCISCO ORTUÑO ORTUÑO, SE HA OCUPADO DE REGISTRAR LOS DOMINIOS DE INTERNET EN LOS QUE VAN A REUNIRSE TODOS LOS ESCRITOS QUE YO PRODUZCA DESDE ESTA FECHA HASTA EL FINAL DE MIS DÍAS.

AUNQUE CREO QUE TODAVÍA NO ESTÁ “OPERATIVA”, estas Primeras REFLEXIONES quedarán recogidas en breve en la Página Web:  http://www.reflexioneseticas.com

 

Salir de la versión móvil